Espectacular entramado de escaleras que da servicio a la zona de exposición de Saltoki en Pamplona.

 

El material empleado es el Calacatta Belgia, mármol de origen italiano de fondo blanco y vetas grises.

 

Para este proyecto además, se cortó el material «al libro». Las tablas son pulidas las caras contiguas con lo que se consigue crear simetrías en los dibujos. Tanto el mármol del pavimento como el de las escaleras está  cortado y pulido siguiendo esta técnica.

 

La escalera está formada por un núcleo central y cuatro tramos. Los peldaños volados llegan a sobrepasar los 2m de largo. Los peldaños carecen de tabica. La estructura de todo el conjunto es metálica, y posteriormente forrada en todas sus caras, tanto peldañeado como núcleo central.

 

 

 

 

 

 

El complejo lo compone además un hall de recepción en el mismo material.

 

 

 

 

 

Galería